martes, 4 de diciembre de 2012

2012 la perspectiva del pollo.

Entré a este club a finales de 2010 con una ganas enormes de entrenar y adentrarme en este mundillo al que accedí gracias a un compañero de trabajo, al gran video arenales 113 (2010) y a las experiencias vividas en el triatlón de valencia (2010).

Me puse a investigar y entré en la web de la federación, salian 3-4 clubes inscritos de Elche, en uno de ellos ponía, presidente Ximo Rubert, coño me sonaba ese nombre, me puse a buscar y sí, era el organizador de arenales 113. Acto seguido fuí buscando datos y  ello me llevo a la piscina del centro de alto rendimiento Natura Sport, allí conocí a Rafa y a Tano, también pasaba Joserra el cual me dijeron que era un bicho que había hecho 11IM, santa barbaridad donde me he metio pensé en ese momento, más tarde conocí a el gran Ximo que por aquel entonces ya estaba sectarizando a la gente con los W, aquello fué amor a primera vista ya que me enganché a ellos de forma perpetua..

Gracias a la amabilidad de Ximo y Rafa me fui adentrando en el mundillo y conociéndoos a cada uno de vosotros poco a poco, entre carrera y carrera y completando así mi primera temporada de tri con mis petadas después de t2 que tanto me valieron para aprender.

Se iniciaba 2012 con el objetivo de pasármelo bien y disputar las NDS todo lo bien que pudiera.

La primera de todas fué en Banyeres:


- Este fue el comienzo de una gran amistad deportiva con Chiqui del que no me volvería a separar en todo el año en las NDS.
-También conocí por primera vez en carrera a Warrior aquel que puse último en 2011 en la porra de arenales jeje.
-Y por supuesto me volví a encontrar a los que yo llamo los típicos Juanrra Espí Raúl Rabasco etc..

Segunda toma de contacto du Ontynient:

-Volvimos a ir en grupo  de está  recuerdo sobre todo las primeras apariciones en mi vida triatlética de Kiko y Juanma, coño yo pensaba que Kiko no corría tanto y en t1 me pego un hachazo que no veas, lastima su petada final.

Duatlón de sueca:

-Mi primer abandono, carrera puta ya me lo decían pero tenía que vivirlo, una carrera en la que Chiqui se salió y demostró que este año iba a estar muy fuerte corriendo.

La Vila:



-Aqui fuimos pocos pero me lo pase pipa, sobre todo por el formato y por que me salió una buena carrera que me permitia desquitarme de Sueca, en ella conocí un poco más al ultrarunner Sardina y al finisher engañado Juan jeje.


Tri de Hellín:

-Triatlón locura, nos apuntamos chiqui Joserra y yo por calentón la última semana, y formamos un buen grupo de etecianos, recuerdo que era el primero en el que pernoctaría y disfrutaría de las experiencias en triatlones pasados de los dinosaurios del club, un gran finde  sin dudas.

Antella:

- De nuevo el club de la flagoneta azul dirección al mítico triatlón que determinaría al "campeón" de corta del club, a una semana de Vitoria estaba fuerte y me salió una buena carrera.
Esó sí las pase putas aguantando la embestida final de chiqui, (ahí me veis imponiendo moda retro con speedos con la gacela)



Oliva fin de fiesta:
 
-Noche de traca y cero descanso, es la más cercana pero la que menos recuerdo, ah sí,  esta carrera solo tiene un nombre, Chiqui, pedazo carrerón se marco, el tio, mención también a Roberto que fué su primera corta después de dos años en el club.



Un saludo a todos y el primer puesto de las NDS en mi  grupo de edad va dedicado a todos los ETC desde Ximo, Joserra..Chiqui..  hasta el último, por todos aquellos entrenos carreras e historias que hemos compartido juntos.


martes, 28 de febrero de 2012

MANUAL PARA QUE NADIE SE EMPANE CAMINO DE SIERRA ESPUÑA

Como cada año siempre se incorpora gente nueva para nuestra clásica marcha Elche-Sierra Espuña, os explico los detalles más importantes que todo novato debe saber y conocer.

1-PARADA ALMUERZO
Se hace una parada breve para almorzar en Los Limoneros, restaurante que nos encontramos apenas pasar el puente de la autovía de Murcia-Molina del Segura.
Primero aparece el Restaurante Luis a la derecha, y nada más pasarlo, al fondo a la izquierda está el Restaurante Los Limoneros.
Vista del Restaurante Los Limoneros. Como vemos en la anterior foto, llegando a la izquierda está lleno de campos de Limoneros. Vamos, que no se calentaron mucho la cabeza para ponerle el nombre.

2-CRUCE INICIO PUERTO
Después de bajar el puerto de Pliego, y pasados unos pocos kms, nos encontramos con una larga recta donde nos encontramos el cruce donde se inicia el puerto. Hay que girar a la derecha dirección El Berro y Sierra Espuña. Ojo que es fácil pasarse y seguir recto...

Aquí es donde se acaban las tonterías. Se pone el crono a cero y a dar pedales sin parar hacia arriba. Ya no hay reagrupamientos, todo el mundo debe saber por donde ir.

3-CRUCE DENTRO DEL PUEBLO DE EL BERRO
Dentro del pueblo de El Berro llegamos a un punto donde la calle principal nos lleva hacia la derecha, pero hay que fijarse bien en las señales y girar a la izquierda por una callejuela.

Al fondo vemos el cruce, pero nos tenemos que fijar en las señales que nos encontramos en el centro. La primera de color marrón de arriba indica girar a la izquierda en dirección Parque Natural de Sierra Espuña.
Impresionante el "peaso" señal indicando Sierra Espuña, pintada en la pared encima de la puerta roja. Con marcajes como ese no hay pérdida posible.

4-CRUCE 1, DESPUÉS DE EL BERRO
El primero de los cruces que nos encontramos camino de La Perdiz. A partir de aquí, como regla, todos los cruces los tomamos a la derecha, de esa manera no tendremos ninguna duda.

Vista del cruce desde otra perspectiva. Nosotros venimos subiendo por la carretera de la derecha, y seguimos subiendo por la carretera de la izquierda de la imagen. La señal con las indicaciones está en el centro, pero cuando venimos subiendo no vemos lo que pone hasta llegar a girar a la derecha.
Detalle de lo que pone la señal. El cuarto nombre de la lista indica A.R. LA PERDIZ (A.R.=área recreativa). Ojito porque todas las señales tienen varias indicaciones y son así de pequeñas.

5-CRUCE 2, ANTES DE LA PERDIZ.
La carretera principal nos indica seguir recto, pero nosotros giramos a la derecha en dirección a La Perdiz. Es una pequeña desviación para pasar por delante del Restaurante. Más adelante volvemos a incorporarnos a esta carretera.


Podríamos seguir recto y no pasar por delante del Restaurante, recortando así un poco el tiempo al resto de "rivales" en la subida. Llegaríamos así antes a la cima sin que nadie se diese cuenta. Pero entonces te perseguiría una eterna maldición: "Podrás hacerlo y nadie se enterará, pero tú siempre lo sabrás..."
Si nos fijamos en la señal, en la penúltima tablilla de abajo indica A.R. LA PERDIZ hacia la derecha.

6-A.R. LA PERDIZ

A la derecha del camino nos encontramos el A.R. LA PERDIZ. Al fondo, de color rojo, está el Restaurante
Vista del parking de enfrente del Restaurante y de la carretera por la que continuamos hacia arriba camino del Collado Bermejo.
Los que hayan tenido suficiente podrán dar por finalizada su etapa y reponer con ricos alimentos y viandas. Para los más osados, esto es solo el principio de un largo y tortuoso día...

7-CRUCE 3, DESPUÉS DE LA PERDIZ
Pasado el Restaurante, otro nuevo cruce que cogemos también hacia la derecha. La carretera de la izquierda es por la que veníamos antes y que habíamos dejado en el cruce 2 para desviarnos a la derecha a pasar por La Perdiz.
Aquí la señal que nos encontramos a la derecha, en la segunda tablilla blanca empezando por arriba, nos indica nuestro próximo destino: Collado Bermejo.

8-COLLADO BERMEJO.
Llegamos a la primera cota importante. Para algunos esto habrá sido ya más que suficiente. Pero para los que les guste autofustigarse, nada mejor girar a la derecha hacia el Morrón de Espuña, que es donde están las antenas, también conocidas como E.V.A. 13 (Estación de Vigilancia Aérea nº13). Ojo, si seguimos recto la carretera desciende hacia abajo hacia el otro lado de la sierra.

En la señal, la última tablilla blanca de abajo indica E.V.A. 13

Vista desde otra perspectiva del Collado Bermejo. Venimos subiendo por la carretera de la derecha y giramos para subir por la carretera que vemos a la izquierda.

9-MORRÓN DE ESPUÑA. CIMA.
Llegando a la cima ya vemos las antenas a la derecha. Normalmente hace frío y viento, incluso puede haber nieve o hielo acumulado.

Llegar hasta esta cima nos habrá costado casi 2 horas de esfuerzo y sacrificio. Quizá la mayor parte del último tramo entre el Collado Bermejo y las antenas lo habremos hecho agonizando en sus duras rampas, pero llegar a la cima seguro que recompensa nuestro esfuerzo.
Vista de la puerta de la base militar de E.V.A. Normalmente no nos dejan acercarnos, pero hubo un año en que los ínclitos Joserra y Ximo, no contentos con llegar hasta allí, consideraron que la meta era tocar con su rueda delantera en esa puerta de hierro. Luego, después de ser advertidos por la vigilancia de la base, salieron escopetados hacia abajo, camino de su bién merecida comida reponedora.

Un poco más de información sobre la E.V.A. nº 13.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Salida hacia La Garapacha 19-11-2011


Hoy 5h30' de bici cañericas, que igual no tocaba tanto, pero es que entre todos nos hemos empanao y no nos acordábamos que salía tanta distancia. Lo que importa es que nos lo hemos pasado pipa, con el recorrido y la compañía (Kiko está muy fuerte, lo he sufrido en mis carnes...) -by Joserra-.
Es una salida muy recomendable a los LDs, sobre todo para los fervientes amantes del LSD, entiéndase por Long Slow Distance. Para un sprintero como yo..., pues me quedó la sensación de querer hacer cinco horas más, pero el trabajo ya estaba hecho de sobra y vuelta a la calma, a la espera de una nueva salida eteciana, manque pese -by Kiko-.

lunes, 7 de marzo de 2011

20 RAZONES PARA HACER TRIATLÓN. 1-Home de Ferro Ibiza 2002

Inicio aquí una serie de crónicas de triatlones especiales que me han marcado. Todos ellos con un denominador común: viaje y buena compañía. Por eso me centraré menos en la carrera en sí misma y más en todo lo que gira alrededor de ella. Aquí empieza la primera historia:

HOME DE FERRO IBIZA
Domingo 20-10-02
Ibiza.


Mi primer contacto con la Larga Distancia. Novato y pardillo total, a pesar de ser el cierre de temporada de mi segundo año haciendo triatlón.
Creo que la primera vez que oí hablar de Ibiza (de su triatlón de LD, se entiende…) fue en el triatlón de Fuente Álamo en Mayo de ese año. En el autobús que nos trasladaba de Fuente Álamo a la playa de Mazarrón, iba con un grupo de amiguetes de Alicante que había conocido el año antes mientras pululaba yo solito por los triatlones de la Comunidad Valenciana. Creo que fue José Antonio Grau el que con su habitual bravuconería, animaba a los demás a correr en Ibiza a final de año. Ninguno habíamos pasado de un triatlón olímpico, y aquello era dar un salto de gigante. Ibiza había sido hasta el año anterior distancia Ironman, y ese año era el primero que bajaba a distancia C (4-120-30), además de ser clasificatorio para el Campeonato del Mundo de LD que se iba a celebrar allí en Mayo del año siguiente.
La idea de esa carrera se me quedó en la cabeza. Había un grupo de alicantinos que iba a correr allí a final de año, y no dudé en comentarlo en nuestro recién creado Elche Triatlón Club. Rafa y Vicente parecían interesados, pero finalmente dijeron que no iban, así que al final decidí irme con los compis del Triatlón Puerto de Alicante (José Antonio Grau, Manolo Cortizo y José Carlos Martínez).



José Antonio, José Carlos y Joserra en boxes.




José Carlos, Manolo y José Antonio.

Salimos Viernes por la tarde desde Denia, en el Ferry de Balearia que tarda 2 horas en llegar al puerto de Ibiza. Algunos dejaron las bicis en la bodega, junto a los coches. Yo me había comprado una bolsa grande de bici para poder subirla al camarote y tenerla cerca. Durante el viaje conocimos a algunos triatletas que iban también a correr. José Carlos como siempre, no paraba de darle al palique con todo aquel que veía con pinta de triatleta.
“En la que nos hemos metío”, le comentaba a alguno que también tenía pinta de novato en LD como nosotros.


A la llegada a Ibiza nos montamos en las bicis y fuimos hasta el hotel, que estaba a unos 5 kms. La mujer de Manolo se llevó todo el equipaje de mochilas y maletas en un taxi.
Aquello me encantó y le daba un puntito de aventura interesante al tema. Montados con las bicis por el centro de Ibiza, sin saber exactamente donde estaba el hotel.
Finalmente lo encontramos. Era el hotel oficial de la organización y creo que llegamos casi con el tiempo justo de llegar al buffet libre antes de que cerraran la cocina.



El Sábado por la mañana la organización ponía un autobús gratuito que recorría una vuelta al circuito ciclista, de unos 60 kms. Yo no dudé en subirme, porque sobre todo quería ver el puerto de 4 kms. Se hizo algo largo, pero valió la pena para hacerme una idea de lo que me esperaba. Creo recordar que ni siquiera probé la bici, como se suele hacer antes de una prueba de este tipo. Ya la había probado del día antes en el trayecto del puerto al hotel, y todo funcionaba correctamente.

Por la tarde a meter la bici en boxes. Aquello de dejar la bici la noche antes era totalmente nuevo para mí. Fue la primera vez que realmente aluciné con las bicis de triatlón. Había cada máquina impresionante, lejos de mi hierrecito BH.





Manolo, José Antonio, José Carlos y una chiquilla que ya empezaba a despuntar: Virginia Berasategui.


Vista de boxes.





Rampa de salida de natación (sujetada por un bidón sobre el agua).







A la mañana siguiente un autobús de la organización pasaba por los hoteles a recoger a los triatletas y llevarlos a boxes. Las caras de miedo de algunos de nosotros eran importantes. Allí estábamos, camino del matadero, pero ya no había vuelta atrás. Recuerdo perfectamente el silencio que había en la mayoría de los que íbamos en el autobús. Esa especie de calma tensa que reinaba en el ambiente. Mucha gente con las miradas perdidas y el coco sin parar de trabajar pensando en cada detalle de lo que ibas a hacer las siguientes horas. Se sentía y se palpaba que íbamos a hacer algo grande, o por lo menos para mí, en aquel entonces, lo era.

Los boxes estaban junto al puerto de Ibiza. Se salía de un pantalán que había en medio de barcos amarrados. Había que tirarse de cabeza y como yo era un poco globero y no me fiaba de que se me bajaran las gafas, me tiré de pie con cuidado de no golpear a nadie.La natación limpia, porque no había mucha gente (unos 275) y porque no había apenas oleaje, ya que el brazo del puerto impedía que entrara la marea. No se me hizo muy largo, porque la natación era lo que mejor llevaba entonces



Joserra, saliendo de la natación.





En la bici se hacía un circuito de 60 kms al que había que dar dos vueltas. Era el mismo circuito que hasta el año antes se daban 3 vueltas para hacer los 180 kms del Ironman. Era una pasada. Dabas la vuelta a la mitad de la isla, pasando por las calas cristalinas y subiendo un puerto de 4 kms bastante durillo.
Mi alimentación consistía en barritas energéticas, isotónico y miel. Poco antes había probado unos geles naranjas de la marca Infisport que estaban buenos. Daba igual que con el tiempo me enterara que tenía la mitad de calorías que un PowerGel. Estaban buenos y eso era lo que contaba. El isotónico lo ponía rebajadísimo para que no se gastara el bote muy rápido. No tenía ni idea de su dosificación. En un bolsillo del maillot metí un bote de miel de la Granja San Francisco. Su envase me parecía ideal para llevarlo a la espalda y pegar sorbos de vez en cuando, como si fuera un bidón. Lo había vaciado hasta la mitad porque solo iba a tomarme medio y no quería llevar demasiado peso.
Era la primera vez que pasaba de 100 kms en bici y la segunda vuelta se me hizo eterna. El pseudo-acople que llevaba apenas lo utilizaba en esa segunda vuelta, so pena de romperme la espalda.




Sufriendo en el puerto.



Cuando dejé la bici y me puse a correr me dí cuenta de que aquello iba a ser muy, muy largo. 30 kms con el calor que hacía para alguien que solo había corrido 3-4 veces más de una hora (1h15’ el máximo…), eran demasiado. Tenía problemas con los tendones de aquiles y casi no podía entrenar la carrera a pie en condiciones. Pero allí estaba y había que acabar. Me arrastré y anduve mucho, pero finalmente acabé en 8h23’. Un minuto detrás llegó María Sempere, de Santa Pola. De María había oído hablar porque su hermano y el mío estudiaban juntos, pero hasta Ibiza no habíamos coincidido. Un poco más y me pilla. Sus padres no dejaban de animarme pero aquello no había manera de hacerlo funcionar. Al final de los últimos clasificados y uno de los peores parciales de carrera a pie.



Intentando correr decentemente...



Meta. Al fondo el speaker, junto al hinchable Coca-cola, un tal Felipe Gutiérrez.

La medalla y la camiseta finisher lo compensaban todo. Esa camiseta era y fue oro en paño durante mucho tiempo.
José Antonio hizo una gran carrera acabando en 7h43’, pero le ganó a Manolo por apenas 1 minuto. Este venía enchufado corriendo y hizo un parcial estratosférico a pie. 1 km más y pilla a José Antonio. Algo más atrás llegó José Carlos, que andaba medio lesionado.

Por la tarde fuimos a ver las fotos de la carrera, que ya estaban listas para venderte a precio abusivo, como suele ser habitual. Por allí recuerdo perfectamente como los amigos alicantinos cruzaron unas palabras con un tipo de gafas y algo de melenita al que parece que conocían un poco. Había hecho 7h08’ y no paraban de decirle lo máquina que era y que carrerón y que bla, bla, bla….
Aquel tipo modestamente decía que estaba muy contento y que le había salido bien. Era también novato en la LD como nosotros, pero nos había ganado por goleada. A mí me había metido 1h15’. Yo no decía nada porque no lo conocía. Me limitada a escuchar alucinado el tiempo que había hecho, que a mí me parecía galáctico. Pensaba que era una puñetera máquina aquel tío (…). Me quedé con su nombre, que era fácil de recordar. Ximo se llamaba. Un año o dos más tarde ya empecé a coincidir con él en alguna carrera y supe que su apellido era Rubert…

La vuelta hacia Denia era Lunes por la mañana. En el Ferry me pillé el diario de Ibiza, donde aparecía la clasificación del Home de Ferro. Me sentía alguien diferente solo por ver mi nombre en aquella clasificación. A la vuelta no paraba de enseñar ese periódico y las fotos a la gente de mi entorno. Para la mayoría era un Dios, a pesar de haber terminado tan abajo.
Pero lo importante era que la semilla ya estaba plantada.

jueves, 24 de febrero de 2011

Crónicas del vatio en Sierra Espuña

La marcha del pasado domingo me pareció de lo más duro que había hecho nunca, por sensaciones, y al recopilar los datos de los 4 powertapizados que entreno, los vatios han ratificado lo sentido.
La subida en sí no fue la madre de todas las batallas, claro, que después del tute previo era previsible. Rabasco impuso su ley, Juanra le tiró también muy duro y Juan y yo, pues subimos (también estaban Mike, Edu y Víctor pero no tengo datos). Esta es la subida (en amarillo estimación hasta Antenas según mis datos previos):
Dif D (Km) V (Km/h) P (w) Pr (w/Kg) PN (w) PNr (w) VI W (kj) VAM (m/h)
RABACO 1:07:23 19,82 17,65 251 3,10 269 3,32 1,07 1015 842
JUANRA 1:09:23 0:02:00 19,78 17,11 227 3,15 244 3,30 1,07 945 818
XIMO 1:18:05 0:10:42 20,05 15,41 210 2,73 227 2,94 1,08 978 727
JUAN 1:18:10 0:10:47 19,76 15,17 202 2,73 218 2,83 1,08 944 726
Estimado Antenas Dif
RABACO 1:33:03
JUANRA 1:35:48 0:02:46
XIMO 1:47:49 0:14:46
JUAN 1:47:56 0:14:53
Un apunte respecto a la vam, velocidad de ascensión media aquí, Pantani subió l'Alpe d'Huez en la crono del 97 a 1.791 m/h y Amstrong hizo lo propio en 2004 a 1.790 m/h, es decir, más del doble de deprisa en términos verticales que nosotros.
Y respecto a la etapa, que tiene más miga, pues lo dicho, fue un contínuo de hachazos de unos y de otros, que yo recuerde:
Tano en Abanilla
Salva/Lolo en Abanilla-Fortuna
Corte y caza cerca de Archena
Tano en el puerto de Yechar
Salva llegando a Mula
JP en la larga recta a Pliego
JJ y el resto de cerriles en el puerto de Espuña (el de Pliego)
Estos son los datos de la etapa completa:

D (Km) V (Km/h) P (W) Pr (w/Kg) PN (W) Pr (w/Kg) VI W (kj)
RABASCO 5:21:56 135,29 25,21 167 2,06 222 2,74 1,33 3220
JUANRA 5:25:50 136,04 25,05 158 2,19 206 2,86 1,30 3087
XIMO 5:22:42 129,03 23,99 171 2,22 210 2,73 1,23 3331
JUAN 5:55:31 141,31 23,85 152 2,05 194 2,62 1,28 3169
Para que os situéis, mis 2 últimos Lanzarotes los he hecho a 180w de media y 202w de normalizada, VI 1,1 (índice de variabilidad)...o sea, moví 9 w menos de media y ¡¡¡¡8w más de normalizada!!!, VI de 1,23, y fui el que menos VI saqué, o sea, el que más se escondió y menos hachazos pegó/respondió de los 4.
¿Qué carajo es eso de la normalizada?
Es un algoritmo complejo de la potencia cúbica de la potencia media cada 30", diseñado por Coogan, para evaluar el impacto de un entrenamiento/competición irregular. En este caso, si hubiese rodado totalmente constante el domingo, el desgaste hubiese sido el equivalente al de hacerlo durante 5h22'42" a 210w...¡¡¡esto duele mucho, muchísimo!!! Los que manejan vatios lo saben. Pero los 206w de Juanra, 2,86 w normalizados / Kg son más estratosféricos si cabe, está que se sale.
Y si llegamos a tener los datos de Tano, ahora estaría directamente apuntándome a un club de ajedrez.

Ale, ya os podéis tomar la pastillica, y que conste que esta vez no me han ayudado mis hijos...bueno, vale, un poquito.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Gran Gala ETC 2008 - Andrés Nerja

Andrés Farruquito Nerja, Premio Reina de las Fiestas 2008, engrandece su leyenda. El famoso streapper de la celebérrima sala de fiestas "Marketwoman" no defraudó a nadie, incluídos los organizadores que le confiaron el primer número de la gala a modo de escalfamen.